Por: Buena siembra.

Risa en tiempos oscuros, zozobra y asesinato. Seguramente lo que sucederá en Colombia es un recuerdo tardío… Otra vez amenazas en la cancha; otra vez disparos en el grito del gol; como acallando estudiantes en Argentina, Chile, Venezuela, Honduras o Colombia, como ensordeciendo los corazones con pasiones desmesuradas y banderas limpias.

Lo cómico en tiempos trágicos señala de una manera graciosa o cínica para esconder lo doloroso de la realidad misma. Cuando Beatriz González nos mostraba los llantos sobre metros de tela por cortar, que antes fueron cortinas de la mofa, nos dejó ver la realidad colombiana y su facilidad para pasar de lo cómico a lo trágico. No distante, los grandes caricaturistas colombianos y en especial aquel rionegrero de tiempos atrás, dibujante, poeta, amigo y suicida Ricardo Rendón, animalizaba las caras representativas y “dignas” de las bancadas políticas. En tiempos oscuros, como su gabán habitual, lanzó una tentación a la risa, casi dándole un beso a la maldad; permitía desdibujar por completo aquellos seres selváticos y demócratas.

Todo esto porque si vuelve el miedo, vuelven los muertos para hablar. La crítica con un dibujito hace polvo la máscara demagógica de los políticos de turno, los que vienen, se han ido o regresan; entonces… Reír en tiempos de cólera del nuevo presidente, de sus ministros, de la cúpula uribista (arribismo como corrección en Word). ¡Reír con ansias de vagones por pintar! Que lo sepa el mundo que recorre ese tren: “aquí sucederá este nuevo país” y estaremos en una crítica con retórica cromática, para dibujar una broma; otros escaparán en las noches para incomodar los rieles, robar la propiedad y expresar lo acallado.

El poder del dibujo en burla de la realidad no es nada más que conservar ese humor y esa gracia por ver las cosas con otros ojos; esos ojos y palabras que muchos intentan silenciar. La sensación de que esto no es solo para los grandes entendidos sino para pequeños que buscan una verdad; la asimilación de las ideas y el disfrute de ilustraciones para aprender de ellas.

En tiempos oscuros alguien debe brillar para hacer notar la gran sonrisa que nos quitaron, EL ARTE ES LA MANIFESTACIÓN PURA DE LA EXPRESIÓN HUMANA, manifiesta, dice, pronuncia, señala, resiste… no dejaremos dormir la noche. Mientras ellos duermen, estaremos buscando formas para des-dibujar la realidad.

Imagen: Caricaturas Ricardo Rendón Bravo – Archivo banrepcultural.org.